Malta - Valletta Aerial View
©Clive Vella

Teniendo como telón de fondo la célebre obra de Caravaggio, La decapitación de San Juan, el pasado 12 de octubre, Valletta, capital de Malta, fue nombrada Capital Europea de la Cultura 2018 en una ceremonia celebrada en la Concatedral de San Juan. Este título será compartido con los Países Bajos, cuya ciudad aún no ha sido seleccionada.

Valletta se ha impuesto a otras ciudades por ofrecer un programa que fomenta la idea de Europa y la participación de todos los ciudadanos de Malta. De hecho, según ha comentado Manfred Gaulhofer, presidente del Comité de Selección de la Capital Europea de la Cultura 2018 de la Unión Europea, la decisión de jurado ha sido unánime.

Androulla Vassiliou, comisario europeo responsable de cultura, ha afirmado “Tengo confianza en que Valletta desarrollará un apasionante programa con una fuerte dimensión europea y que traerá ventajas significativas a largo plazo para la ciudad y sus alrededores”. Valletta compartirá el honor de formar parte del grupo de ciudades, entre ellas París o Madrid, que han disfrutado de este título.

Por su parte, el ministro de Cultura maltés, Mario di Marco, ha agradecido el entusiasmo de los ciudadanos y ha destacado que “Malta es una isla que sorprende y desafía expectativas”.

La Fundación Valletta 2018, encargada de la candidatura, ha celebrado el nombramiento aunque conscientes del vasto trabajo que tienen durante los próximos 5 años. El objetivo de la fundación es colocar a Valletta y a Malta en un lugar destacado del panorama cultural.

Valletta fue construida por el Gran Maestre Jean Parisot de la Valette en 1566 como asentamiento para los Caballeros de la Orden de San Juan, una ciudad “creada por los Caballeros, para los Caballeros”. Su propia historia ha hecho de Valletta una ciudad única, donde la cultura tiene un papel protagonista en sus edificios, museos, y en los eventos que durante todo el año tienen lugar en la ciudad.